En esencia el termino vaca purpura es una metáfora para comparar los productos extraordinarios de los ordinarios. Contemplar las vacas durante un rato puede ser interesante pero de a poco se vuelven aburridas. Pero una vaca purpura; si llamaría nuestra atención. Y esa en esencia es la finalidad del libro:

“Cómo crear productos que se diferencien del resto.”

1 – El marketing ya no es lo que era

Ya no se trata de tomar un producto o servicio casi acabado y comunicar los beneficios de la misma. Hay que dejar simplemente de comunicar y empezar a innovar. Las personas están muy ocupadas para prestar atención a los anuncios pero a la vez están ansiosos por hallar productos que resuelvan un determinado problema o satisfaga una determinada necesidad. Encontrar una vaca púpura.

El marketing extraordinario es el arte construir cosas en las que vale la pena fijarse.

Las cosas aburridas son vacas marrones, una vaca purpura es el resultado de un marketing extraordinario.

2 – La curva de difusión de ideas

Los nuevos productos y las nuevas ideas siguen una curva que se inicia con los innovadores y los primeros adoptantes, crece hasta la mayoría y finalmente llega a los tradicionales.

Aunque parece atractivo intentar seducir directamente a la mayoría precoz y rezagada ya que es el público mayoritario, estos son fieles a sus marcas y si suelen cambiar de marca es debido a la recomendación de expertos quienes normalmente son los primeros adoptantes que a la vez suelen ser influenciados por los innovadores quienes son aquellos que desean ser siempre los primeros en probar un producto diferente o que les plantee un paradigma de innovación.

Por lo tanto si logramos convencer a los innovadores de que prueben nuestro producto o servicio y si nuestro servicio llena sus expectativas nos abriremos paso al éxito.

Leer más