Menú Cerrar

Etiqueta: notas

Te quiero así

Te quiero así, y no me refiero a que te quiero más o mejor que otros

Sino que te quiero  a mi modo, a una manera incomprendida pero real.

Así, sin promesas de amor eterno, exhibiendo  la inestabilidad de mis sentimientos

Sin venderte el “felices para siempre” ni situarte en un altar de perfección

Leer más

📝 10 Micro cuentos de Mario Halley Mora

Mario Halley Mora es tal vez junto a Helio Vera mi escritor paraguayo favorito. De su libro de “Cuentos, micro cuentos y anticuentos”  rescato y comparto con ustedes diez de mis favoritos.

 

En el origen

El fruto que había arrancado tenía sabroso aspecto, pero la cáscara era dura. Entonces, en la mente elemental surgió una idea: podía golpear el fruto con una piedra y romper la envoltura. Así lo hizo con éxito, e inventó de esta manera la primera herramienta: el martillo. Contento, fue a buscar otro fruto. Lo halló y al repetir la operación se aplastó el dedo. Entonces, inventó la primera palabrota.

La diferencia

El perro lustroso y bien comido contempló a través de las rejas de la mansión al perrillo sin nombre y con pulgas que pasaba trotando con sus costillas a flor de piel. El perro de la mansión era de raza seleccionada. El perrillo era de todas y de ninguna. Y entre los dos perros había una gran diferencia: las rejas.

Leer más

Hoy es un dia de mierda

Hoy siento que allá afuera se vive muy de prisa; vehículos que se cruzan desbaratando la belleza del silencio y la muchedumbre abatida desfilando al compás de la rutina.

Hoy prefiero hacer una pausa en esta carrera de resistencia y permanecer en este universo de unos cuantos metros cuadrados, donde tengo un buen mate, entretenimiento en la pantalla y mi libertad para no disponer de la máscara que me imponen.

Hoy prefiero no luchar, y quedarme mirando como la vida desfila con su gesto de burla. Hoy el coraje tiembla y prefiero estar inmóvil para evitar un nuevo error que terminará haciéndome daño o lastimando a alguien más.

Hoy prefiero quedarme vacío que llenarme con superficialidades. Hoy la vida tiene colores monocromáticos, y las horas caen como hojas secas en otoño. Hoy me encierro en este ambiente y empiezo a sonreír. Me sienta bien, estoy donde quiero estar. Ya mañana volveré a la normalidad; a la búsqueda del éxito, a la colección de cosas, a las selfies con los amigos, a las cuentas por pagar, a las ropas bien planchadas y a cumplir con las demás expectativas de la sociedad.