El lado negativo del pensamiento positivo.
Califica este post:

Libros, publicaciones, un montón de frases en Facebook e Instagram o charlas para alentarte y convencerte de que; tener un pensamiento positivo va cambiar tu vida.

Si las cosas realmente funcionan en base al pensamiento positivo o si realmente con nuestra mente atraemos lo que deseamos, hoy estariamos repletos de estrellas de Hollywood y de empresarios exitosos, apostala ya estaría en la quiebra y yo estaría ahora mismo en mi isla privada tomando pilsen’i con Megan Fox.

No digo que esté mal ser positivo, o que hay que ser negativo. El punto es que:

el pensamiento positivo no es determinante para el logro de los objetivos.

Y además, es exhaustivo tratar de estar positivo siempre, porque a veces tenemos dias de mierda y esta filosofía de pretender estar 100% positivo lo que en realidad hace es hipnotizarnos para ignorar la realidad o para intentar ocultar los verdaderos sentimientos, por más selfies con frases sobre la felicidad que se publiquen; la realidad no cambia.

Leí el libro “El secreto” y debo admitir que intenté vivir en esa burbuja de pensamiento positivo, pero la burbuja explotó y me encontré con la realidad.

Una de mis películas animadas favoritas sin dudas es Inside Out, y es una película elaborada con priscólogos profesionales y el mensaje que transmite es muy oportuno; las sensaciones que muchos tratan de evitar son necesarias para crecer.

Está bien estar triste o con miedo de vez en cuando, estos sentimientos te pueden ayudar a valorar muchas cosas, la tristeza puede ser el motor de cambio para cerrar etapas, para crecer. Está bien tener miedo, eso nos ayuda a sobrevivir y ver los límites entre lo seguro y lo peligroso.

Obviamente, no te vas a poner a llorar por cualquier boludez o no te vas a enfadar por cada situación que no puedas controlar, la inteligencia emocional es muy importante, no hay que confundir.

hay que ser optimistas pero tambien tener planes de contingencia.

Organizando algunos eventos suelo decir: ¿qué haremos si llueve? a lo que suelen responder: pero hay que pensar positivo, no va llover.

Como estudiante de Administración de empresas aprendí que es clave tener planes de contingencia por si todo sale mal, hay que imaginar incluso los peores escenarios posibles y buscar soluciones de ante mano para esos casos. Esto me ha ayudado primeramente para no sorprenderme por imprevistos y segundo para tener alternativas para redirigirme hacia la meta.

Littlefinger  – RIP merecidamente (?).

La vida se trata de luces y sombras. Se trata de lograr algunas metas, y renunciar  a otras, se trata de reír y llorar. Se trata de ser perseverante pero a la vez saber cuándo rendirse, y para tomar estas decisiones se debe entender y aceptar la realidad para lo cual hay que explotar la burbuja de pensar “en cómo queremos que sea la realidad” y tratar de entender y aceptarla tal y como es.

Imagen de portada